Tienda

Humus de lombriz, abono orgánico y mejorante de suelos

Descripción y origen del humus de lombriz

El humus de lombriz, lombricompuesto o vermicompost, es el producto de la digestión de materiales orgánicos por parte de estos anélidos invertebrados. Concretamente sus deyecciones. Este proceso de transformación de la materia orgánica en abono natural se denomina vermicompostaje o lombricompostaje y aunque existen unas cuantas especies de lombriz, tan sólo unas pocas se han adaptado a las prácticas de lombricultura. En concreto la Eisenia foetida o lombriz roja de California, es la más utilizada, que aunque es originaria del Cáucaso y hoy día está ampliamente distribuida, se la conoce por este nombre gracias a que Thomas Barret, un californiano, empezó su cultivo en los años veinte de forma experimental.

lombrices rojas californianas

Figura 1- Eisenia foetida en restos vegetales (lombricompostaje doméstico).

Lo interesante de esta especie es que presenta una tasa alta de consumo, digestión y asimilación de la materia orgánica. Estos animalitos son muy voraces, siendo capaces de ingerir su propio peso diario en diversos materiales orgánicos. Otra característica es su alta capacidad reproductiva, que hace posible un crecimiento exponencial de sus poblaciones en condiciones óptimas. Todo ello las convierte en unos organismos muy productivos.

Las condiciones óptimas de crecimiento poblacional se encuentran en temperaturas del rango de entre 15 a 25 ºC, humedades entre 80 a 90 %, buena aireación, pH entre 5 a 9,  [amonio] < 0,5 mg/g y [sales] <0,5 mg/g.

Viven entre 4 y 4,5 años alcanzando un tamaño de 6 a 8 cm y una media 1, 4 g de peso. El número de ejemplares se duplica cada tres meses, es decir, 16 veces en un año, 256 veces en dos años y 4.096 veces en 3 años. La madurez sexual y su capacidad reproductiva comienzan en torno 0,25 g de peso.

Son capaces de vivir en poblaciones de hasta 50.000 individuos por m2 de residuos. Estas poblaciones pueden producir diariamente y en actividad máxima (óptimo de temperatura, humedad, pH, etc.) 1 Kg de humus al día.

El humus de lombriz constituye un verdadero milagro para la tierra. Millones de colonias de microorganismos beneficiosos por gramo hacen del humus de lombriz un material extraordinario para afianzar y devolver la vida a los suelos.

Aunque sus proporciones de nutrientes no son muy elevadas, características tales como un pH prácticamente neutro, su contenido en ácidos húmicos y fúlvicos, su enorme capacidad de intercambio catiónico (CIC 150 a 300 meq/100 gr.) que le otorga a su vez una gran capacidad para retener nutrientes y agua (hasta 1500 cc. /kg.), convierten al humus de lombriz en un extraordinario fertilizante natural.

Debemos de tener presente que las lombrices no solo se dedican a devorar la materia orgánica que encuentran, sino que cumplen muchas otras funciones: devuelven la materia orgánica de forma completamente descompuesta al medio en que viven, ayudan a diluir ciertos minerales transformándolos en suelo orgánico y mezclan ciertas sustancias vegetales con otras situadas en las zonas más profundas procedentes del subsuelo favoreciendo el equilibrio entre arcilla y humedad. El resultado de este proceso es una tierra de estructura grumosa y esponjosa que facilita la aireación y la retención de agua.

vermicompost

Figura 2- Vermicompost o lombricompuesto, resultado de la descomposición de la materia orgánica por parte de las lombrices.

Composición del humus de lombriz (valores medios):

  • Nitrógeno 1.95 – 2.2%
  • Fósforo 0.23 – 1.8%
  • Potasio 1.07 – 1.5%
  • Calcio 2.70 – 4.8%humus de lombriz ecológico
  • Magnesio 0.3 – 0.81%
  • Hierro disponible 75 mg/l
  • Cobre 89 mg/kg
  • Zinc 125 mg/kg
  • Manganeso 455 mg/kg
  • Boro 57.8 mg/kg
  • Carbono Orgánico 22.53 %
  • C/N 11.55 %
  • Ácidos húmicos y fúlvicos 2.57 g/100g
  • Carga bacteriana y fúngica
  • Materia orgánica 38%

Características del humus de lombriz

El humus de lombriz es uno de los mejores abonos naturales indicados para el cultivo de hortalizas, aromáticas y frutales que podemos utilizar.

Algunos de sus innumerables beneficios son los siguientes:

  • Es un abono apto para la agricultura ecológica, pues se desarrolla completamente a partir de componentes naturales y orgánicos. No produce toxicidad.
  • Es el “grado superior” de descomposición de la materia orgánica. Tiene un tamaño de partícula fino y homogéneo, sin exceso de humedad y sin malos olores.
  • Es muy rico en macro y micro nutrientes fácilmente asimilables por la planta. Facilita la absorción de nutrientes como nitrógeno, potasio, magnesio, fósforo, calcio, etc. Da vigor a las plantas mejorando su desarrollo, ayudando a producir frutos más grandes y coloridos.
  • Es un compuesto biodinámico con un gran número de componentes orgánicos como enzimas, hormonas, vitaminas, microoorganismos (tanto bacterias como hongos), etc. Las enzimas presentes en el humus desarrollan un rol muy importante como fitorreguladores incidiendo positivamente sobre el crecimiento de las plantas.
  • Mejora la capacidad de germinación de las semillas. Se puede utilizar en semilleros como sustrato mezclado por ejemplo con fibra de coco o turba.
  • Muy recomendado para trasplantar, pues previene enfermedades, evita heridas y facilita el enraizamiento. También evita la deshidratación. Incorporado en el trasplante, reduce el “shock” pos-trasplante.
  • Aumenta la fertilidad del suelo porque conserva y eleva el contenido orgánico.
  • Aumenta la carga microbiana y favorece la formación de micorrizas.
  • Protege de patógenos. Aumenta la resistencia de las plantas a plagas y enfermedades.
  • Mejora la aireación y capacidad de retención de agua y nutrientes, lo que mejora el manejo del suelo.
  • Reduce la erosión del suelo. Enriquece el suelo de sustancias orgánicas y minerales esenciales.

Dosificación y aplicaciones del humus de lombriz

No hay ningún cultivo agrícola en el que la utilización del humus de lombriz esté contraindicada. La sobredosificación es, en la práctica, imposible. Serían muchos los parámetros a tener en cuenta para una recomendación en cuanto a las dosis de uso. Pero a modo orientativo se pueden recomendar estas cantidades:

  • Frutales de hueso y pepita. Adultos: de 3 a 6 Kg por árbol. Nueva plantación: 1 a 2 Kg.
  • Césped y praderas. Plantación: 3 a 5 Kg /m2. Mantenimiento: 200 a 400 g al año, repartido en 2 veces.
  • Hortícolas. En función de las variedades (las solanáceas en general son más exigentes), a toda tierra 1 Kg /m2 aproximadamente. Localizado en hileras, 1 a 3 Kg /m. lineal. También es recomendable a la hora de la plantación, colocar un puñado alrededor del cepellón.
  • Flores y ornamentales. Rosales, claveles, geranios, etc. a razón de 400 a 500 g/m2.

Estas recomendaciones son de carácter general, aumentando o disminuyendo las cantidades en función de la riqueza del suelo, estado nutricional de las plantas, periodo vegetativo, etc.

Para huertos urbano (macetohuertos y mesas de cultivo): se recomienda combinarlo con fibra de coco en una proporción 60% fibra de coco/40% humus de lombriz. De esta forma se obtiene un sustrato ligero y rico en nutrientes, apto para el cultivo de innumerables hortalizas. También puede agregarse a la mezcla perlita para una mayor retención de agua.

Fibra de coco y humus de lombriz

 Figura 3 – Mezcla de humus de lombriz y fibra de coco, sustrato ideal para huertos urbanos por su ligereza y riqueza en nutrientes.

En nuestra tienda puedes adquirir y encontrar más información sobre el humus:

humus de lombriz barato

Humus de lombriz sólido

humus de lombriz liquido

Humus de lombriz liquido

 Haz clic en cada imagen para tener más información sobre el humus de lombriz.

Si tienes dudas y quieres saber algo más, déjanos un comentario aquí debajo.

Este artículo ha sido escrito por:

Paula Milesi  Paula Milesi García

  Licenciada en Biología

  Técnico en Nutrición y Dietética

  Coordinadora de La Nutriguia

  Hortelana con muchas cosechas de experiencia

, , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes

Google